Directrices para Termas


Durante los últimos años, los centros termales argentinos han enfatizado la puesta en valor turístico de sus recursos, no sólo como centros de cura sino también como lugares de relajación, de alternativa de bienestar y cuidado personal que posibilita simultáneamente la práctica de múltiples actividades recreativas, el disfrute de otros productos turísticos y una destacada contribución al bienestar de las comunidades en las que se encuentra. Las Directrices de Calidad Turística para Termas son recomendaciones destinadas a mejorar la prestación de los servicios turísticos en la actividad termal, preservando el medioambiente y desde una perspectiva socioeconómica sostenible.